CASADA CON EL ENEMIGO

CASADA CON EL ENEMIGO

19,90 €
IVA incluido
Disponible en 48h
Editorial:
ESPASA CALPE S.A.
Año de edición:
Materia
Narrativa española e Iberoamericana
ISBN:
978-84-670-5169-8
Páginas:
320
Encuadernación:
CUARTO - RUSTICA
Colección:
NARRATIVA
19,90 €
IVA incluido
Disponible en 48h

Narrado en primera persona, este es eláemocionante testimonio vital de RaqueláAlonso, una mujer que hace 20 años creyóáconocer al hombre de su vida, sin saberáque el destino le deparaba un auténticoácalvario.Tr as un feliz noviazgo, Raqueláy Nabil, un marroquí de buena familia, se casaron y empezaron lo que parecíaáuna estable y envidiable vida en común:áexcelentes carreras profesionales paraáambos, una red familiar sólida y cariñosaápor las dos partes, y enseguida dos hijos.áTodo parecía discurrir sin sobresaltosáhasta que Nabil empezó a frecuentar laámezquita de Madrid, donde pronto fueácaptado por una célula yihadista. En muyápoco tiempo, el marido atento y moderno,áel padre cariñoso y responsable y eláprofesional valorado en su empresa se convirtió en el juez y verdugo de su propia familia, a quien obligó a seguirle en su fanatismo. Raquel, aislada, maltratada psicológicamente y profundamente atemorizada, vivió como pudo en ese infierno doméstico, decidida a proteger a sus hijos. Su pesadilla acabó una madrugada de junio de 2014, cuando irrumpió en su casa la Policía Nacional para detener a Nabil, acusado de terrorismo.á

Narrado en primera persona, este es el emocionante testimonio vital de Raquel Alonso, una mujer que hace 20 años creyó conocer al hombre de su vida, sin saber que el destino le deparaba un auténtico calvario.
Tras un feliz noviazgo, Raquel y Nabil, un marroquí de buena familia, se casaron y empezaron lo que parecía una estable y envidiable vida en común: excelentes carreras profesionales para ambos, una red familiar sólida y cariñosa por las dos partes, y enseguida dos hijos. 
Todo parecía discurrir sin sobresaltos hasta que Nabil empezó a frecuentar la mezquita de Madrid, donde pronto fue captado por una célula yihadista.
En muy poco tiempo, el marido atento y moderno, el padre cariñoso y responsable y el profesional valorado en su empresa se convirtió en el juez y verdugo de su propia familia, a quien obligó a seguirle en su fanatismo.
Raquel, aislada, maltratada psicológicamente y profundamente atemorizada, vivió como pudo en ese infierno doméstico, decidida a proteger a sus hijos. Su pesadilla acabó una madrugada de junio de 2014, cuando irrumpió en su casa la Policía Nacional para detener a Nabil, acusado de terrorismo.