COMO CRIAR NIÑOS FELICES

COMO CRIAR NIÑOS FELICES

EL METODO DANES PARA DESARROLLAR LA AUTOESTIMA Y EL TALENTO DE...

17,90 €
IVA incluido
En stock
Editorial:
TEMAS DE HOY
Año de edición:
Materia
Formación y escuela de padres
ISBN:
978-84-9998-634-0
Páginas:
248
Encuadernación:
CUARTO - RUSTICA
Colección:

Desde 1973 Dinamarca ha sido reconocido como uno de los países más felices del mundo. En este libro, pionero en su género, la psicoterapeuta danesa Iben D. Sandahl, y la columnista estadounidense Jessica J. Alexander nos revelan el secreto de la felicidad de este país: su estilo de crianza. Así es, los padres daneses crían hijos felices que crecen para ser adultos felices que repiten este ciclo. Esto se logra gracias a que, desde pequeños, los niños están en contacto con sus sentimientos, tienen seguridad en sí mismos y la capacidad para ver el lado positivo de las cosas. A lo largo de este libro, las autoras nos sugieren cómo modificar nuestros viejos hábitos para intentar la ½manera danesa+ de ver la vida y formar adultos plenos, tolerantes al fracaso y con una autoestima alta. +Podemos mejorar nuestro bienestar y criar a los niños más felices del mundo en nuestra propia casa? ¡La respuesta es sí!

Desde 1973 Dinamarca ha sido reconocido como uno de los países más felices del mundo. En este libro, pionero en su género, la psicoterapeuta danesa Iben D. Sandahl, y la columnista estadounidense Jessica J. Alexander nos revelan el secreto de la felicidad de este país: su estilo de crianza. Así es, los padres daneses crían hijos felices que crecen para ser adultos felices que repiten este ciclo. Esto se logra gracias a que, desde pequeños, los niños están en contacto con sus sentimientos, tienen seguridad en sí mismos y la capacidad para ver el lado positivo de las cosas. A lo largo de este libro, las autoras nos sugieren cómo modificar nuestros viejos hábitos para intentar la «manera danesa» de ver la vida y formar adultos plenos, tolerantes al fracaso y con una autoestima alta.

¿Podemos mejorar nuestro bienestar y criar a los niños más felices del mundo en nuestra propia casa? ¡La respuesta es sí!