EL LIBRO VIVO QUE ES EL TEATRO

EL LIBRO VIVO QUE ES EL TEATRO

CANON, ACTOR Y PALABRA EN EL SIGLO DE ORO

18,50 €
IVA incluido
Disponible en 3-4 días
Editorial:
CATEDRA EDICIONES
Año de edición:
Materia
Historia de la literatura
ISBN:
978-84-376-3035-9
Páginas:
336
Encuadernación:
Rústica
Colección:
CRITICA Y ESTUDIOS LITERARIOS
18,50 €
IVA incluido
Disponible en 3-4 días

+Qué futuro tiene el teatro clásico español de los Siglos de Oro? Desde la experiencia de su estudio y de su enseñanza, este libro recoge distintas propuestas para responder a esa pregunta. Afrontar cómo un teatro, acogido por la mirada romántica como clave de identidad ½nacional+, puede ser hoy leído y visto en escena desde un ½extrañamiento+ que administre su ½memoria+ en la moderna pluralidad de identidades fragmentarias y emocionales. Rebatir, a través del entredós artístico de sus códigos (imagen y texto), los prejuicios que alentaron su exclusión del canon occidental. Observar cómo los comediantes que lo representaron, a través de la experiencia intuitiva de los dramaturgos que lo escribieron, sentaron las bases de una técnica interpretativa que otros actores -del siglo XVIII al XXI- han instalado en la contemporaneidad. Y fortalecer su paradójica condición efímera pero permanente como palabra con una gestión comprometida y deontológica de las nuevas tecnologías desde el irrenunciable carácter interpretativo e intersubjetivo de las humanidades

¿Qué futuro tiene el teatro clásico español de los Siglos de Oro? Desde la experiencia de su estudio y de su enseñanza, este libro recoge distintas propuestas para responder a esa pregunta. Afrontar cómo un teatro, acogido por la mirada romántica como clave de identidad «nacional», puede ser hoy leído y visto en escena desde un «extrañamiento» que administre su «memoria» en la moderna pluralidad de identidades fragmentarias y emocionales. Rebatir, a través del entredós artístico de sus códigos (imagen y texto), los prejuicios que alentaron su exclusión del canon occidental. Observar cómo los comediantes que lo representaron, a través de la experiencia intuitiva de los dramaturgos que lo escribieron, sentaron las bases de una técnica interpretativa que otros actores -del siglo XVIII al XXI- han instalado en la contemporaneidad. Y fortalecer su paradójica condición efímera pero permanente como palabra con una gestión comprometida y deontológica de las nuevas tecnologías desde el irrenunciable carácter interpretativo e intersubjetivo de las humanidades.