EL MARQUES Y LA ESVASTICA

EL MARQUES Y LA ESVASTICA

CESAR GONZALEZ-RUANO Y LOS JUDIOS EN EL PARIS OCUPADO

24,90 €
IVA incluido
En stock
Editorial:
ANAGRAMA EDITORIAL
A√Īo de edici√≥n:
Materia
Sociología Política
ISBN:
978-84-339-2602-9
P√°ginas:
512
Encuadernación:
CUARTO - RUSTICA
Colección:
CRONICAS ANAGRAMA

El 10 de junio de 1942 empez√≥ un enigma que planear√≠a sobre el Madrid literario de la posguerra hasta nuestros d√≠as: esa tarde, en el Par√≠s ocupado, la Gestapo detuvo a C√©sar Gonz√°lez-Ruano (1903-1965), periodista espa√Īol y aspirante a marqu√©s. +Por qu√© lo encerr√≥ en la c√°rcel militar de Cherche-Midi durante setenta y dos d√≠as? +Por qu√© interrog√≥, con simulaci√≥n de fusilamiento, a un hombre que desde 1933 hab√≠a cantado las excelencias de la esv√°stica? ¬ĹNo fue por robar relojes, claro est√°+, escribi√≥ Ruano en sus memorias, donde merodea como un zorro por la verdad sin hincarle nunca el diente. ¬ĹLa verdad, la verdad pura, apenas sirve para nada+, anotar√≠a en su diario √≠ntimo. +De qu√© lo acusaron los nazis? +Por qu√© nunca lo confes√≥? +Tal vez porque la verdad ¬Ĺapenas sirve para nada+? Ruano hab√≠a llegado a Par√≠s dos a√Īos antes, alcoholizado, y por primera vez en su vida dej√≥ de escribir y trabajar. +De d√≥nde sacaba el dinero para tanto viaje y tanto champ√°n? Cruz√≥ como un p√≠caro del Siglo de Oro la Europa m√°s oscura del siglo XX, y lo m√°s inquietante no es lo que hizo, sino la cantidad de gente que hizo lo mismo que √©l. Espa√Īoles turbios en el Par√≠s ocupado, de derechas e izquierdas, ciudadanos de un r√©gimen amigo de Berl√≠n en la antesala de Auschwitz. Son muchos los periodistas, poetas y editores que han apuntado la gran sospecha: en Par√≠s, Ruano se habr√≠a lucrado enga√Īando y robando a jud√≠os desesperados. Se rumoreaba en El Chiringuito de Sitges, donde se escondi√≥ huyendo de la Resistencia francesa. Se lo comentaban unos a otros entre las tazas del Caf√© Gij√≥n. Hubo quien lo relacion√≥ con otra sospecha todav√≠a m√°s negra: la matanza y expolio de jud√≠os que hu√≠an por Andorra. Pero no hab√≠a una sola prueba. Y Ruano, con sus medios silencios, gozaba en secreto de su intrigante leyenda. ¬ĹPar√≠s en plena ocupaci√≥n era m√°s divertido que dram√°tico+, recordaba. +Qu√© hizo √©l en ese Par√≠s tan ¬Ĺdivertido+?

El 10 de junio de 1942 empez√≥ un enigma que planear√≠a sobre el Madrid literario de la posguerra hasta nuestros d√≠as: esa tarde, en el Par√≠s ocupado, la Gestapo detuvo a C√©sar Gonz√°lez-Ruano (1903-1965), periodista espa√Īol y aspirante a marqu√©s. ¬ŅPor qu√© lo encerr√≥ en la c√°rcel militar de Cherche-Midi durante setenta y dos d√≠as? ¬ŅPor qu√© interrog√≥, con simulaci√≥n de fusilamiento, a un hombre que desde 1933 hab√≠a cantado las excelencias de la esv√°stica? ¬ęNo fue por robar relojes, claro est√°¬Ľ, escribi√≥ Ruano en sus memorias, donde merodea como un zorro por la verdad sin hincarle nunca el diente. ¬ęLa verdad, la verdad pura, apenas sirve para nada¬Ľ, anotar√≠a en su diario √≠ntimo. ¬ŅDe qu√© lo acusaron los nazis? ¬ŅPor qu√© nunca lo confes√≥? ¬ŅTal vez porque la verdad ¬ęapenas sirve para nada¬Ľ?
Ruano hab√≠a llegado a Par√≠s dos a√Īos antes, alcoholizado, y por primera vez en su vida dej√≥ de escribir y trabajar. ¬ŅDe d√≥nde sacaba el dinero para tanto viaje y tanto champ√°n? Cruz√≥ como un p√≠caro del Siglo de Oro la Europa m√°s oscura del siglo XX, y lo m√°s inquietante no es lo que hizo, sino la cantidad de gente que hizo lo mismo que √©l. Espa√Īoles turbios en el Par√≠s ocupado, de derechas e izquierdas, ciudadanos de un r√©gimen amigo de Berl√≠n en la antesala de Auschwitz.
Son muchos los periodistas, poetas y editores que han apuntado la gran sospecha: en Par√≠s, Ruano se habr√≠a lucrado enga√Īando y robando a jud√≠os desesperados. Se rumoreaba en El Chiringuito de Sitges, donde se escondi√≥ huyendo de la Resistencia francesa. Se lo comentaban unos a otros entre las tazas del Caf√© Gij√≥n. Hubo quien lo relacion√≥ con otra sospecha todav√≠a m√°s negra: la matanza y expolio de jud√≠os que hu√≠an por Andorra. Pero no hab√≠a una sola prueba. Y Ruano, con sus medios silencios, gozaba en secreto de su intrigante leyenda. ¬ęPar√≠s en plena ocupaci√≥n era m√°s divertido que dram√°tico¬Ľ, recordaba. ¬ŅQu√© hizo √©l en ese Par√≠s tan ¬ędivertido¬Ľ?