EL SOCIALISMO

EL SOCIALISMO

SOCIALISMO MARXISTA - SOCIALISMO DEMOCRATICO

33,90 €
IVA incluido
Disponible en 3-4 días
Editorial:
ME GUSTA ESCRIBIR LIBROS
Año de edición:
Materia
Ciencias Políticas Obras Generales
ISBN:
978-84-16339-83-9
Páginas:
626
Encuadernación:
CUARTO - RUSTICA
Colección:
NO FICCION
33,90 €
IVA incluido
Disponible en 3-4 días

La actualidad del Socialismo como ideología o doctrina política esevidente. Sobre todo en el s. XX pero incluso todavía en el s. XXI.Pensemos que la "Internacional Socialista" no se ha disuelto. Siguesiendo la organización que aglutina a todos los partidos que se declaransocialistas en el mundo. No obstante es evidente el confusionismoreinante. Mientras unos hacen rotunda distinción entre Socialismomarxista, Socialismo democrático y Socialdemocracia, otros afirmanrotundamente que no existe Socialismo fuera del marxismo. Después de laII Guerra Mundial, con la Unión Soviética dentro de los grandesvencedores, la poderosa maquinaria de la propaganda soviética, hizocreer "urbi et orbi" (intelectuales incluidos) que el verdaderoSocialismo; los auténticos representantes del pensamiento de Karl Marx,era el denominado "marxismo-leninismo", en tanto que el Socialismo delos países occidentales era un Socialismo "rosa" o "moderado", conocidocomo "Social-Democracia". Es uno de los "mitos" fabricados por lapoderosa propaganda soviética. (*)Aunque en la URSS siempre se reconoció que el intérprete indiscutiblede Karl Marx fue Friedrich Engels, se ocultó que sus discípulospredilectos fueron Karl Kautsky y Eduard Bernstein, a quienes nombraalbaceas testamentarios suyos (con poderes para revisar, publicar odestruir sus escritos). Kautsky y Bernstein, bajo la dirección de Engels(residente en Inglaterra), ya muerto Marx, son quienes logran imponer#en largos y profundos debates en el Congreso de Erfurt de 1891- ladoctrina de Marx en el Socialismo alemán. Alemania y Austria con lospartidos socialistas más numerosos y mejor organizados de Europa (y losmejores conocedores de la doctrina de Marx y Engels) se imponen en laInternacional Socialista. También se pretende ignorar que Lenin y supartido bolchevique no fueron admitidos en la Internacional Socialista,ante la decidida y razonada opinión de Kautsky y Bernstein, discípulosdoctrinarios directos de Marx y Engels. Incluso Kautsky publica en 1918su libro "La dictadura del proletariado" (Die Diktatur des Proletariats)y en 1919 su demoledor "Terrorismo y comunismo" (Terrorismus undKommunismus). La "venganza" de Lenin no se hace esperar. Publica sulibro: "La revolución proletaria y el renegado Kautsky", dedicando igualcalificativo a Bernstein, claro está. De ahí que al no poder utilizarel adjetivo de "socialista" ni el de "marxista" para su partidobolchevique, lo denomina "Partido Comunista" y los sucesores de Lenindeben utilizar el "truco" de bautizar su doctrina como "marxista- leninista", i.e. una "derivación" del Socialismo marxista. Nada queobjetar ya, doctrinalmente hablando.Debemos añadir que el nombre del partido socialista alemán fue #ya antesde la muerte de Marx y Engels- y sigue siendo (antes y después de WillyBrandt) el de "Partid

La actualidad del Socialismo como ideología o doctrina política es evidente.Sobre todo en el s. XX pero incluso todavía en el s. XXI. Pensemos que la "Internacional Socialista" no se ha disuelto. Sigue siendo la organización que aglutina a todos los partidos que se declaran socialistas en el mundo. No obstante es evidente el confusionismo reinante. Mientras unos hacen rotunda distinción entre Socialismo marxista, Socialismo democrático y Socialdemocracia, otros afirman rotundamente que no existe Socialismo fuera del marxismo. Después de la II Guerra Mundial, con la Unión Soviética dentro de los grandes vencedores, la poderosa maquinaria de la propaganda soviética, hizo creer "urbi et orbi" (intelectuales incluidos) que el verdadero Socialismo; los auténticos representantes del pensamiento de Karl Marx, era el denominado "marxismo-leninismo", en tanto que el Socialismo de los países occidentales era un Socialismo "rosa" o "moderado", conocido como "Social-Democracia".Es uno de los "mitos" fabricados por la poderosa propaganda soviética. (*)Aunque en la URSS siempre se reconoció que el intérprete indiscutible de Karl Marx fue Friedrich Engels, se ocultó que sus discípulos predilectos fueron Karl Kautsky y Eduard Bernstein, a quienes nombra albaceas testamentarios suyos (con poderes para revisar, publicar o destruir sus escritos). Kautsky y Bernstein, bajo la dirección de Engels (residente en Inglaterra), ya muerto Marx, son quienes logran imponer #en largos y profundos debates en el Congreso de Erfurt de 1891- la doctrina de Marx en el Socialismo alemán. Alemania y Austria con los partidos socialistas más numerosos y mejor organizados de Europa (y los mejores conocedores de la doctrina de Marx y Engels) se imponen en la Internacional Socialista.También se pretende ignorar que Lenin y su partido bolchevique no fueron admitidos en la Internacional Socialista, ante la decidida y razonada opinión de Kautsky y Bernstein, discípulos doctrinarios directos de Marx y Engels. Incluso Kautsky publica en 1918 su libro "La dictadura del proletariado" (Die Diktatur des Proletariats) y en 1919 su demoledor "Terrorismo y comunismo" (Terrorismus und Kommunismus).La "venganza" de Lenin no se hace esperar. Publica su libro: "La revolución proletaria y el renegado Kautsky", dedicando igual calificativo a Bernstein, claro está. De ahí que al no poder utilizar el adjetivo de "socialista" ni el de "marxista" para su partido bolchevique, lo denomina "Partido Comunista" y los sucesores de Lenin deben utilizar el "truco" de bautizar su doctrina como "marxista- leninista", i.e. una "derivación" del Socialismo marxista. Nada que objetar ya, doctrinalmente hablando.

Otros libros del autor