GIRONA (GUIA AZUL) (2017)

GIRONA (GUIA AZUL) (2017)

23,50 €
IVA incluido
Disponible en 3-4 días
Editorial:
GAESA EDICIONES
Año de edición:
Materia
Guías de viajes
ISBN:
978-84-16766-85-7
Páginas:
384
Encuadernación:
BOLSILLO MAYOR
Colección:
GUIA AZUL
23,50 €
IVA incluido
Disponible en 3-4 días

Si el alto nivel alcanzado por algunos cocineros gerundenses es ya por si solo toda una invitación al viaje por esta provincia, donde el mar y la montaña marcan sus límites, la belleza de sus playas, la famosa Costa Brava, y sus montañas, con tantas propuestas en invierno como verano, son el complemento perfecto para que nada falte al viajero que quiera perderse por sus tierras y sus aguas. La ciudad de Girona, con un precioso casco antiguo en el que destaca su catedral con su gran escalinata y su barrio judío, atrae cada día más visitantes, tantos como su costa. Y al hablar de su costa son cita obligatoria aquellos artistas que vinieron a ella en busca de descanso o inspiración, Marc Chagall o Foujita por ejemplo, pero quien realmente se lleva la palma es Dalí con su espectacular Museo de Figueres, de cuya creación se ocupó en persona, y su refugio en Port Lligat (Cadaqués) donde tantos artistas le frecuentaron, Lorca, Buñuel, Eluard. Visitada la montaña y la costa, en su interior se descubrirá, a veces a la sombra de los Pirineos y otras adivinando el mar en la lejanía, la belleza de la Garrotxa con su zona volcánica, el románico del pórtico del monasterio de Ripoll y el peso de la historia en el trazado de los pueblos de Besalú, Pals, Camprodon, Santa Pau o Monells entre otros muchos que conservan su aire medieval casi intacto.

Si el alto nivel alcanzado por algunos cocineros gerundenses es ya por si solo toda una invitación al viaje por esta provincia, donde el mar y la montaña marcan sus límites, la belleza de sus playas, la famosa Costa Brava, y sus montañas, con tantas propuestas en invierno como verano, son el complemento perfecto para que nada falte al viajero que quiera perderse por sus tierras y sus aguas.
La ciudad de Girona, con un precioso casco antiguo en el que destaca su catedral con su gran escalinata y su barrio judío, atrae cada día más visitantes, tantos como su costa. Y al hablar de su costa son cita obligatoria aquellos artistas que vinieron a ella en busca de descanso o inspiración, Marc Chagall o Foujita por ejemplo, pero quien realmente se lleva la palma es Dalí con su espectacular Museo de Figueres, de cuya creación se ocupó en persona, y su refugio en Port Lligat (Cadaqués) donde tantos artistas le frecuentaron, Lorca, Buñuel, Eluard.
Visitada la montaña y la costa, en su interior se descubrirá, a veces a la sombra de los Pirineos y otras adivinando el mar en la lejanía, la belleza de la Garrotxa con su zona volcánica, el románico del pórtico del monasterio de Ripoll y el peso de la historia en el trazado de los pueblos de Besalú, Pals, Camprodon, Santa Pau o Monells entre otros muchos que conservan su aire medieval casi intacto.